ATENCIÓN DE EMERGENCIAS ( Vocabulario muy básico, fácil de entender) En construcción

       

          LLEGADA AL SITIO O INICIO DE LA SITUACIÓN 

  • Evalúa la situación con rapidez y seguridad.
  • Proteger de posibles peligros a la víctima.
  • Identifica dentro de lo posible, la lesión o la naturaleza de la enfermedad que afecta a una víctima.
  • Aplicar tratamiento empezando por las situaciones más graves.
  • Si se necesita ayuda médica, permanecer con la víctima hasta que llegue.
  • Toda víctima necesita sentirse segura.
  • Actúa con calma y sentido común.
  • Sé amable pero firme.
  • Explícale que vas a hacer.
  • Intenta responder honradamente a sus preguntas.
  • No te alejes de una persona si crees que está moribunda o herida de gravedad.(A menos que debas atender otras víctimas).

          EVALUACIÓN DE UNA VÍCTIMA

  • Palpa cuidadosamente todo el cuero cabelludo buscando hemorragias, hinchazón o hundimiento que podría indicar una fractura. Con cuidado de no mover a la víctima si sospechas de una posible lesión de cuello o columna.
  • Observa cada oído buscando sangre o fluido transparente, esto puede indicar lesión interna.
  • Examina ambos ojos, verifica el tamaño de las pupilas, si ambas son iguales (como debería ser), y si reaccionan a la luz (deberían contraerse al recibir luz directa).
  • Revisa el interior de la boca por si algo obstruye las vías aéreas.
  • Observa el color, temperatura, estado de la piel y los labios ¿está pálida, enrojecida o azulada?, ¿caliente o fría?, ¿seca o húmeda?. Una piel pálida, fría y seca sugiere un traumatismo; una cara roja y caliente fiebre o insolación. La coloración azul indica ausencia de oxígeno, hipotermia…
  • Pide a la víctima que respire hondo y observa si el pecho se expande con facilidad y por igual a ambos lados, palpa la caja torácica en busca de irregularidades, dolor o deformidad. Pregunta a la víctima si nota algún dolor al respirar.
  • Palpa con suavidad a lo largo de ambas clavículas y de los hombros buscando deformidad, irregularidad o dolor.
  • Comprueba el movimiento de codos, muñecas y dedos, pidiendo a la persona que flexione brazos y manos.
  • Si hay problemas de movimiento o pérdida de sensación en los miembros, no muevas a la víctima para examinarla, pues muestra signos de posible lesión en la médula espinal.
  • Palpa con suavidad el abdomen de la víctima para detectar signos de hemorragia y para localizar rigidez o dolor en los músculos de la pared abdominal.
  • Palpa las caderas y mueve despacio la pelvis para detectar signos de fractura. Inspecciona la ropa en busca de signos de incontinencia o sangrado.
  • Pide a la víctima que levante una pierna y luego otra, que flexione tobillos y rodillas. Palpa y busca hemorragia, hinchazón, deformidad o zonas dolorosas.
  • Comprueba movimiento y sensibilidad de los pies.


          Verificando Respiración de una Víctima Inconsciente 

 
         

         Comprobar respiración

  • Busca movimiento del pecho, escucha el sonido de la respiración y siéntela en la mejilla. Como mucho durante 10 segundos.
  • Si respira, comprueba afecciones peligrosas para la vida, como hemorragia intensa, fracturas abiertas…
  • No respira, inicia RCP.

      
         Respiración Artificial  RCP. (Resucitación Cardiopulmonar)

          
          Como colocar manos en el punto de masaje.  

  • Arrodíllese a su lado y coloque la base de una mano en el centro del pecho. Coloque su otra mano sobre la primera, entrecruzando los dedos. Coloque sus hombros directamente encima de las manos, manteniendo los brazos extendidos, aprieta verticalmente sobre el esternón, y deprime el pecho unos 4 o 5 cm. 
  •  Aplica 30 compresiones, las cuales deben ser RÁPIDAS y fuertes. Cuenta las 30 compresiones rápidamente: \»1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, ya\».
  • Alterna las 30 compresiones con las 2 respiraciones asistidas.

          Abrir vía respiratoria

  • Coloca una mano sobre la frente de la víctima e inclina su cabeza hacia atrás con sumo cuidado.
  • Retira cualquier obstrucción visible de la boca de la víctima. Eleva la barbilla.
  • Si sospechas de lesión de cuello o columna, abre la vía elevando un poco la mandíbula pero sin inclinar el cuello.

          Asegúrate de que la vía aérea permanece abierta.

  • Asegúrate que la cabeza de la víctima permanezca en posición, manteniendo una mano sobre su frente y dos dedos de la otra mano bajo el mentón.  

          Cerrar la nariz y abrir la boca.

  • Usa pulgar e índice como pinza sobre la parte blanda de la nariz de la víctima.
  • Asegúrate de que la nariz esté cerrada para evitar la salida del aire.

         Ventilación artificial.

  • Haz una inhalación profunda. Rodea los labios de la víctima con los tuyos, creando un sellado completo. (En ausencia de equipo).
  • Insufla aire hasta que se eleve el pecho. Esto te llevará unos dos segundos. Mantén la cabeza inclinada y la barbilla arriba; retira la boca y vigila la bajada del pecho. Si baja visiblemente y por completo, habrás dado una insuflación efectiva.
  • Haz dos insuflaciones efectivas. 
  • Comprueba los signos de circulación (respiración, tos o movimiento torácico) .
  • Mira, escucha y percibe signos de circulación durante no más de 5 segundos. 
  • Continúa con el RCP hasta que el servicio de urgencia se haga cargo o hasta que la víctima respire de manera constante.

              Si te parece enredado ¡PRACTICA! para que estés preparado.




             ATENCIÓN DE HERIDAS
              APLICACIÓN DE APÓSITO CON PRESIÓN

    • Un apósito es cualquiera de los diferentes productos sanitarios empleados para cubrir y proteger una herida (si no dispones de productos sanitarios usa trapos lo más limpios posible). Se aplica para facilitar la coagulación, comprime los vasos abiertos y protege la herida de contaminación adicional.  
    • Determinar si hay más de una herida.
    • Corta la ropa y quítala de encima de la herida para evitar contaminación adicional y poder observar con claridad.
    • Cúbrela con un apósito y aplica presión sobre la herida usando tiras de ropa, si se desea más presión sobre la herida aplica otro apósito y apriétalo fuerte. 

              Recomendaciones

    • Por lo general, se puede detener la hemorragia elevando el miembro herido más arriba del nivel del corazón, pero no debe hacerse en casos de fracturas no entablilladas porque puede ocasionar daño adicional. 
    • Si la sangre brota de la herida en chorros (hemorragia arterial), se puede aplicar presión con los dedos para detener la hemorragia, mientras que se saca el apósito de su envoltura (o se ubica algo para tal fin) y se coloca con presión, esto puede hacerse aplicando suficiente presión con los dedos pulgares o las manos para detener la hemorragia.

               APLICACIÓN DE TORNIQUETE

    • Un torniquete es una faja o tira con que se envuelve estrechamente en miembro herido para detener una hemorragia severa, se utiliza torniquete en casos en que no dé resultado la aplicación de presión sobre la herida y la elevación del miembro herido. Es posible que la presión no detenga la hemorragia de una arteria principal del muslo, la parte inferior de la pierna o la hemorragia de varias arterias simultáneamente como resultado de una amputación traumática. Una vez aplicado el torniquete es preciso que el herido sea controlado permanentemente.
    • Si no dispones de un torniquete especial, como los que vienen en los estuches de primeros auxilios, es posible improvisar usando material suave, fuerte y flexible, como la gasa, vendaje, artículos de ropa o pañuelos, con la finalidad de no producir daño a la piel, asegúrate que el torniquete tenga un ancho mínimo de una pulgada.

              La Colocación del Torniquete  

    • Coloca el torniquete alrededor del miembro herido, entre la herida y el tronco (entre la herida y el corazón), no lo coloques nunca directamente sobre la herida o la fractura. 
    • En caso de amputación completa o parcial de un miembro, coloca el torniquete apenas arriba de la herida o amputación. El torniquete debe ser aplicado un poco más arriba del codo y más arriba de la rodilla cuando la hemorragia es en la pierna y/o antebrazo. 
    • Aprieta lo suficiente para detener la hemorragia o el flujo de sangre, antes de seguir apretando el torniquete verifica si hay pulso en la mano o en el pie herido, la falta de pulso al aplicar el torniquete es indicación de que está suficientemente apretado, la reducción del flujo de sangre proveniente de la herida debe ser con criterio, después de apretar correctamente un torniquete la hemorragia arterial se detiene, sin embargo la hemorragia continúa hasta que las venas queden desprovistas de sangre.  
    • La víctima debe recibir cuidado médico de inmediato, ya que al no circular sangre en el miembro acarreará otras consecuencias muy graves.


              
    VÍCTIMAS EN ESTADO DE SHOCK

    • Consiste en la falta de sangre para llenar el sistema vascular, como consecuencia los tejidos no reciben la cantidad necesaria de oxígeno.

              Causas

    • Pérdida de sangre debido a una hemorragia por haber sufrido quemaduras graves.
    • Por congelamiento de tejidos.
    • Heridas fuertes, rasgaduras, etc.
    • La exposición de órganos internos. 

              Síntomas:

    • El individuo está pálido grisáceo.
    • Piel de las manos color azulado.
    • Pulso rápido, débil o no se siente. 
    • Respiración rápida, irregular y corta. 
    • Ojos con expresión vacía. 
    • Pupilas dilatadas. 
    • Presión sanguínea baja. 
    • Si la persona está consciente puede sentirse indiferente y soñolienta, puede hablar pero sus respuestas son tardías e incoherentes.
    • El shock puede producirse después de una lesión y no manifestarse hasta después de varias horas, pero en cambio en una persona que esté gravemente herida y haya perdido mucha sangre se producirá inmediatamente.    

        
              Shock Hemorrágico:
     

    • Es producido por una hemorragia, la pérdida súbita de 1,5% a 2% del volumen total sanguíneo produce un shock. (La pérdida del 5% de sangre produce la muerte, Ejemplo: Si tenemos una persona adulta el volumen de sangre es de 5 a 6 litros.)


              La pérdida de 1 a 1.5 litros de sangre ocasiona un shock hemorrágico.
              La pérdida de 1.5 a 2 litros de sangre produce la muerte.

              

              Tratamiento General Del Shock

    • Si el shock es causado por hemorragias, ésta se debe detener aplicando un apósito, elevando el miembro del herido, haciendo presión sobre el punto apropiado y si es necesario aplicando torniquete.
    • Alivio del dolor mediante una curación y vendaje correcto de la herida o entablillando la fractura y colocando en una posición cómoda al herido.
    • Afloje la ropa alrededor del cuello, en la cintura y en los demás lugares donde apriete, desate los cordones de los zapatos pero sin quitárselos.
    • Acuesta la víctima en posición de cúbito dorsal levantando los pies más alto que la cabeza, esta posición ayuda a la afluencia de sangre al corazón y cerebro cuando hay una lesión en el pecho o cabeza, mantén el cuerpo descansando sobre la espalda, no levantes los pies. Si esta consciente anímalo haciéndote cargo de la situación y demostrándole al accidentado que tú sabes lo que estás haciendo.


                 Vamos a otras emergencias….

               ATENCIÓN POR AHOGAMIENTO CON \»AGUA\» 

    • La muerte por ahogamiento sucede cuando el aire no llega a los pulmones porque ha entrado agua en ellos, a causa de espasmos o contractura en la garganta. Cuando se rescata a un ahogado quizá le salga agua por la boca. Esta agua proviene del estómago y/o pulmones y hay que dejar que salga por sí misma. No intente forzar su salida, puesto que la víctima podría vomitar e inhalar después del vómito. Una víctima de ahogamiento debe recibir siempre atención sanitaria, aunque parezca haberse recuperado. Puede ser que el agua que ha entrado en los pulmones los haya irritado y las vías aéreas pueden inflamarse pasadas varias horas (lo que se llama segundo ahogamiento). Puede ser que haya que tratar también a la víctima por hipotermia.

              Pasos a seguir en caso de ahogamiento

    • Si estas ante una víctima que fue sacada del agua, por seguridad, colócale la cabeza más baja que el cuerpo para reducir el riesgo de que inhale agua regurgitada.
    • Tiende a la víctima de espalda sobre una manta o abrigo. Abre las vías aéreas y comprueba si respira. (Si leíste todo lo anterior ya debes estar listo para aplicar RCP).
    • Atiende la hipotermia del ahogado…

              HIPOTERMIA (ausencia de calor en el cuerpo)

              Hipotermia poco severa

    • En los casos poco severos, la víctima experimentará estremecimiento incontrolado, habla incomprensible, desequilibrio y/o mal juicio.

              Hipotermia severa  

    • Los casos severos de hipotermia son caracterizados por consciencia disminuida, ritmo cardíaco irregular y/o pulso o respiración muy superficial. Ésta es una emergencia médica. Evita movimiento innecesario y mantén a la víctima acostada.

              Tratamiento a hipotermia severa

    • En casos de hipotermia severa NO bañes con agua caliente a la víctima, ni la coloques en lugares muy calientes.
    • Remueve toda la ropa mojada. 
    • Envuelve a la víctima con una manta (preferiblemente algodón). 
    • Colócala en un área protegida del viento. 
    • Si es posible, colócala en un área cálida, mas NO excesivamente caliente.
       
       
      Si deseas ampliar o corregir este artículo déjame tu correo en los comentarios, me comunicaré contigo.
       
       
       
       

    Deja una respuesta

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

    Conectando a %s

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.